top of page

Marsella en diez imágenes

Marsella es la segunda ciudad más visitada de Francia después de París. Es una vibrante ciudad portuaria y puerta de entrada a la Provenza, con su famosa gastronomía, sus campos de lavanda y sus bellos paisajes.



Marsella tiene una rica historia que se remonta siglos atrás y fue un importante puerto comercial europeo hasta la década de 1950. Sigue manteniendo fuertes los lazos comerciales y culturales con sus vecinos italianos, franceses e ingleses.


Si visitan Marsella, aquí tienen diez lugares que no deben perderse:


El Puerto Viejo

El Puerto Viejo de Marsella alberga numerosas tiendas y restaurantes, así como excursiones en barco que le llevarán por el puerto o por el mar Mediterráneo. También hay varios museos, como el Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo (MuCEM) y el Museo Nacional Marítimo (Musée National de la Marine).


Aquí se encuentran la mayoría de los monumentos más famosos de la ciudad, como la Basílica de Notre Dame de la Garde y el Fuerte Saint-Jean. También hay muchos restaurantes y tiendas, así que es un lugar ideal para pasar la tarde o la noche.



MUCEM - Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo

El museo MUCEM ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar la historia a través del arte, la música, el cine y mucho más, se inauguró en el año 2013 y es una de las grandes atracciones culturales de la ciudad.

Rodeado de muelles, frente al mar, el J4 ofrece vistas de 360 ​​grados de Fort Saint-Jean y el Mediterráneo, visibles desde las salas de exposición acristaladas, la azotea o las rampas exteriores que rodean el edificio.

La colección permanente del museo incluye antiguas estatuas griegas de Chipre, objetos egipcios de la época faraónica y mosaicos romanos de Cartago.



Basílica Notre Dame de la Garde

Notre Dame de la Garde "La Bonne Mère", figura emblemática de la ciudad, vela por los marineros, los pescadores y todos los habitantes de Marsella. La colina de Garde (154 m) siempre ha sido un puesto de observación. Dice la tradición, pero no hay constancia, que el puesto de vigilancia exista desde la prehistoria y más probablemente desde la época romana.


Fue construida en 1853 por Napoleón III como muestra de gratitud tras su regreso del exilio en la isla de Elba (donde había escapado de Francia). La basílica destaca por su estilo neobizantino y su campanario, visible desde muchas zonas de Marsella. También ofrece vistas panorámicas sobre la ciudad y su puerto.



Barrio de Le Panier

Este barrio se conocía antiguamente como "la cesta" porque estaba repleto de cestos hechos con juncos de las marismas cercanas. Hoy en día se ha transformado en un barrio animado lleno de galerías de arte y boutiques que venden de todo, desde queso hasta chocolate, los murales coloridos adornan las calles estrechas y empinadas de esta histórica zona. En el Panier no hay que dejar de ver la Place de Lenche, una plaza muy cerca de la catedral, que está donde antes estaba el ágora griega.



Catedral de Marsella "Sainte Marie Majeure"

La nueva catedral fue construida por Léon Vaudoyer entre 1852 y 1893 en estilo romano-bizantino.

Su estilo exótico y su suntuosa decoración interior recuerdan a las iglesias de Oriente. Es la catedral más grande construida desde la Edad Media.

Por su tamaño, se la compara con San Pedro de Roma y por su ubicación estratégica la han convertido en uno de los monumentos de visita imprescindible en la ciudad. La entrada es gratuita, los martes cierra al público.



Museo Cosquer

Prepárate para bucear 37 metros bajo el nivel del mar y retroceder en el tiempo hasta 33 000 años antes del presente. Desde una base submarina imaginaria , en grupos de 6 personas, visitamos la reproducción de la Cueva de Cosquer. Navegamos por los 1750m² de la cueva cómodamente instalados a bordo de los módulos de exploración, especie de góndolas que avanzan muy lentamente.



El 'Palacio Longchamp' - Depósito de agua de Marsella

Esta es una visita obligada en Marsella: el famoso "Longchamp" con un hermoso parque circundante, este monumento histórico fue construido para llevar agua a la ciudad y es un verdadero logro arquitectónico. En 1835, una epidemia de cólera azotó la ciudad foceana debido a la escasez de agua. Después de esta tragedia, el arquitecto Franz Mayor de Montricher, formado en la prestigiosa Ponts et Chaussées, fue elegido para llevar a cabo un proyecto que data del siglo XVI: la excavación de un canal de 85 km para llevar agua del río Durance hasta Marsella.



Museo de Bellas Artes en el Palacio Longchamp

En el ala izquierda del palacio se encuentra el Museo de Bellas Artes exhibe pinturas, dibujos y esculturas de los siglos XVII y XVIII. Fundado en 1801, es el museo más antiguo de Marsella.



Museo de Historia Naturales en el Palacio Longchamp

En el ala derecha del Palacio se encuentra el Museo de Historia Naturales, reúne varias colecciones de exhibiciones de curiosidades del siglo XVIII cedidas por la ciudad y el estado. Fue premiado con el título de museo de primera clase en 1967 junto con otros nueve museos importantes, gracias a sus exposiciones.



El Castillo de IF

En 1516, Francisco I, rey de Francia, se detuvo en Marsella tras la victoria de Marignan. Desde la isla de If, ​​estudió las defensas de la ciudad y notó que nada la protegía contra la invasión.

Luego ordenó la construcción de una fortaleza en la isla. Recién en 1524, tras un ataque de Carlos V, se construyeron los primeros muros del castillo para proteger el acceso al puerto de Marsella. La construcción del castillo se completó en julio de 1531.


El Château d'If luego se convierte en una prisión "excepcional" , es decir, que sólo recibe presos en ocasiones especiales como episodios revolucionarios , o simplemente cuando las cárceles de Marsella están desbordadas. La imagen de la prisión queda marcada para siempre por la novela de Alexandre Dumas, "El Conde de Monte Cristo".




Además de visitar museos y galerías, en Marsella se pueden hacer muchas otras cosas. Una de las actividades más populares es dar un paseo en barco por el puerto o por la costa para ver Marsella desde otro ángulo.


Una visita a una de las muchas playas de la costa es otra forma estupenda de pasar el tiempo en Marsella, sobre todo si viaja con niños.


Si te gusta ir de compras en Marsella, Le Cours Julienv es una calle peatonal con numerosas tiendas de ropa, joyas, así como innumerables cafeterías.

 

Podes consultar con la Oficina de Turismo de Marsella para encontrar la mejor opción para tu hotel o excursión.


 

コメント


BOOKING
La 'Cité Radieuse' de Le CorbusierMarsella

La 'Cité Radieuse' de Le CorbusierMarsella

La 'Cité Radieuse' de Le Corbusier

Museo Guggenheim de Bilbao

Museo Guggenheim de Bilbao

Museo Guggenheim de Bilbao icónico edificio, diseñado por el arquitecto Frank Gehry

La carcel más famosa de Paris

La carcel más famosa de Paris

Lo mejor de Paris....

NY desde las alturas

NY desde las alturas

Desde aquí veras los rascacielos de la gran manzana

Las Torres Petronas

Las Torres Petronas

Increible recorrido por las Torres Petronas

bottom of page